Qigong & Coaching

El Qigong comprende un conjunto de técnicas energéticas que trabajan sobre el cuerpo, la respiración y el espíritu (engloba mente/conciencia y emociones), extraídas todas ellas de la Medicina Tradicional y de la Artes Marciales Chinas. Todas se encuentran principalmente enfocadas en la mejora de la salud y la prevención de la enfermedad, aunque con particularidades concretas.

 

El Coaching es un proceso de desarrollo personal (y en su caso, profesional) en el que el coach acompaña al cliente en la consecución de un objetivo concreto a través de la toma de conciencia de su situación y de sí mismo, generando nuevas posibilidades y planes de acción y obteniendo unos resultados extraordinarios. 

 

Objetivos que comparten:

  • Potenciar la toma de conciencia a todos los niveles (corporal -Jing-, energético -Qi-, mental y emocional -Shen-).
  • Crecimiento personal.
  • Incremento de la energía.
  • Potenciar el control mental y emocional para lograr un equilibrio.
  • Mejora de la Salud (física, mental y emocional).
  • Ser más felices con base en factores internos de la persona, de forma que nuestra felicidad no venga determinada por factores externos (ya sean personales y/o materiales).

 

Los tres Tesoros del Taoismo (Shen, Qi, Jing) y su relación con el Coaching (niveles/áreas de la persona):

 

  • Shen (espíritu / mente / emociones): los procesos de Coaching se desarrollan principalmente trabajando la mente y emociones del cliente (toma de conciencia, creencias, emociones...). 
  • Qi (energía): el Coaching trabaja el ámbito energético de forma indirecta prinipalmente a través de la motivación, para aumentar la motivación se utilizan herramientas que actúan a través de la mente y emociones. En el Taoismo la energía se trabaja principalmente a través de la respiración y la intención; en el Coaching se llega a aplicar alguna técnica de respiración, pero con el propósito de bajar la intensidad de emoción.
  • Jing (esencia / vitalidad / lo físico): el cuerpo, su estado, condición física apenas se trabaja en el Coaching. Únicamente el tomar conciencia de la postura (corporalidad). 

 

Por todo ello la aplicación del Qigong al coaching nos permite trabajar conjuntamente tanto la toma de conciencia, como creencias, emociones y motivación. Se trata de una herramienta muy completa y potente.


En el Coaching y otras disciplinas, hay clientes que ofrecen bastante resistencia a la hora de trabajar sus creencias, emociones y comportamientos. Ocurre principalmente con las emociones limitantes: en ocasiones es complicado trabajarlas a través de las herramientas convencionales que las abordan de forma directa. El Qigong, entre otras cosas, nos permite trabajar estos problemas de forma "indirecta"; su mera práctica conlleva potenciar la gestión/control de los marcos emocional y mental por parte de la persona. Esta mejora de la gestión de emociones y pensamientos limitantes hace disminuir su intensidad posibilitando al cliente alcanzar más rapidamente un estado de equilibrio/neutro.


Por otro lado, el Qigong sirve también como herramienta de diagnóstico, ya que su práctica proyectará al exterior los pensamientos, emociones y síntomas físicos que proceden de nuestro interior. Es decir, como si de un espejo se tratase.

Si estás interesad@ en que llevar a cabo un proceso de coaching, te ofrecemos la posibilidad de complementarlo con prácticas de Qigong, de modo que puedas ejercitarlo en casa y al inicio de cada sesión de coaching.

Para más información, puedes contactarnos a través de la siguiente dirección de e-mail: info@coachmarcapersonal.es

   Sistema de Qigong de Los Cinco Animales de Wudang - Maestro Yuan

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ICRI Instituto de Crecimiento Integral es una marca registrada / Fernando Soria Hernández / +34 626 20 26 77 / info@icri.es